Últimos temas
» One Piece Sea Emperors | Estatus de afiliación
Sáb Ago 06, 2016 10:06 pm por Invitado

» St. Glyarth | Psiquiátrico {Normal}
Jue Ago 04, 2016 4:52 am por Invitado

» Obteniendo respuestas - [Priv. Tsukino Sato, Pasado]
Lun Ago 01, 2016 6:29 pm por Tsukino Sato

» Registro de apariencias (PB)
Dom Jul 31, 2016 5:58 pm por Sotonami

» Volvi del paro D:
Sáb Jul 30, 2016 6:51 pm por Neus Vandervall

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Confirmación Élite]
Sáb Jul 30, 2016 6:47 pm por Invitado

» La tezca señal les llama?)
Jue Jul 28, 2016 10:01 pm por Akuma Gouki

» Ficha de Akuma Gouki
Miér Jul 27, 2016 2:29 am por Hikari Hatsukoi

» Baúl roto - Nido de ratas - Escarnio de dioses (pasado) - Ronnie
Mar Jul 26, 2016 4:11 pm por Ronnie Rammsteiner

» Pokémon Ysiel [CONFIRMACIÓN]
Mar Jul 26, 2016 5:22 am por Invitado

Créditos
Skin y tablas hechos por Hardrock de Captain Knows Best. Caja de avatar hecho por Mikae. ©Tokyo Ghoul y Tokyo Ghoul: RE son propiedad de Sui Ishida, el contenido de este foro ha sido creado por fans en base a su obra.

Mika Senkoku (ID)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mika Senkoku (ID)

Mensaje por Mika Senkoku el Sáb Jun 25, 2016 1:21 am




NOMBRE

Mika Senkoku

APODO

Ankoku-chan
EDAD

20
RAZA

CCG

PERTENENCIAS IMPORTANTES

Nada, es el único aspecto que conserva de Mika, lo único que la hace aun tener algo de ella, la carencia de algo material o personal.Vive de alquiler en alquiler o de hotel en hotel, gracias a algo de dinero que le saco a su “padre” al morir, su ropa es por mera necesidad y no tiene accesorios ni cosas que aprecie.

MÁSCARA

Real ninguna, interna, varias.

KAGUNE/QUINQUE

Rinkaku. Yasha (demonio)

Descripción Quinque: Es curioso, pero quien sabe, quizás por sarcasmo, o ironía del destino, el Quinque de Mika, es aquello que una vez mas daño le hizo. A diferencia de algunas cosas necesarias, el Quinque de Mika no difiere demasiado del aspecto original del Rinkaku. El Rinkaku se consta de dos oces o guadañas de termino medio,   cuya altura son 60cm desde un extremo a otro, siendo 10 cm inagarrables al ser la hoja de la guadaña.Ambas están unidas por una cadena que las separa en dos, similares a los dos tentáculos originales que el Ghoul tenía,esta mide 3 metros, desde un extremo de un guadaña a otra.

Posee unas extrañas incrustaciones de color rojo, y un aspecto bastante clásico comparado con otras armas, pero ella había pedido que la alteraran lo menos posible, y tras comprender lo que aquello significaba lo habían aceptado.

Van aparte del maletín, ya que Mika suele usar las empuñaduras para una pelea cuerpo a cuerpo, o la cadena para algo mas a distancia, usando un extremo u otro, o ambos, pero siempre le gusta llevarla ahí, ya que ambas son fáciles de plegar, ya que el mango se contrae.Su estilo de batalla es algo complejo, ya que es alguien que se caracteriza por ser mejor en el contraataque que en el inicio, es mas de esperar y reaccionar con los fallos del contrario, o con sus ventajas, que de atacar a la ligera, suele ir a por puntos vitales o por zonas mas débiles, aprovechando para un golpe letal y brusco, no es de usar energía o fuerza innecesariamente.

Las cadenas suele usarlas también a modo defensivo, usándolas para desviar la trayectoria del atacante o para desplazarse, buscando librarse del ataque o bien, para acercar sus armas e interponerlas, la cadena es una forma de otorgarle movilidad a ambas armas, nacida de los tentáculos originales que el Ghoul poseía.

Yasha:

Tipo de armas de Quinque Rinkaku
Descripción Quinque: Un látigo de siete colas cada una de tres metros hecho con fibras de Quinque tan delgadas y afiladas que te puedes quedar sin mano simplemente agarrando el arma por la parte equivocada. Terminan en punta, por lo que también pueden clavarse en el cuerpo rival y asestar una gran cantidad de golpes para fragmentar una armadura. En combate debe ser usado con maestría pues, aunque se pueden utilizar las siete colas al mismo tiempo, un movimiento en falso y el CCG podría terminar cortado por la mitad sin darse cuenta.

Kakuhou adicional: Mediante un botón las cuerdas del látigo se estiran con un fuerte latigazo, volviéndolas rígidas y siempre apuntando hacia adelante. Esto ocasiona que si algo o alguien se queda en medio de esa prisión se vea cortada en pedazos. Por otra parte el látigo se transforma en una espada improvisada cuya hoja mide tres metros de largo, frágil pero ligera. Es el modo perfecto para rebanar extremidades debido a su gran filo.


DESCRIPCIÓN FÍSICA

Comenzando desde la punta de su cabello, hasta el mas pequeño de los dedos de sus pies, vemos que Mika es una mujer de aproximadamente metro setenta, pero sin llegar a él, sus proporciones torso-piernas, son básicamente, de piernas largas y torso estrecho, poca cintura y cadera marcada, formando una linea S. Noventa y dos centímetros de busto, sesenta y tres de cintura y ochenta y nueve de cadera son sus medidas.

Cabello negro con reflejos morados, largo , de corte recto hasta por debajo de la cadera, resistente y grueso, flequillo recto con dos mechones mas largos a cada lado para acentuar la linea en v de su mentón y para perfilar su mirada. Ojos extraños , de un rojo violaceo que mengua dependiendo de la forma en que les den la luz, normalmente se ven mas de un rojo oscurecido que de un violeta claro, el rojo brillante solo es perceptible con la exposición directa de la luz en estos.Pestañas largas y pobladas, que enmarcan oscuras y densas el contorno de sus ojos,acentuando su mirada de forma natural.

Clavícula marcada, poca grasa en el cuerpo debido a los entrenamientos y constantes sufrimientos que ha padecido, delgada casi por necesidad mas que por obligación o autoimposicion. Espalda fina, estrechándose con forma de reloj de arena a medida que baja y ensanchándose en el final , esta esta marcada por algunas finas lineas, cortes quirúrgicamente hechos para dejar el menor rastro posible, pero acabando por dejarlo tras su incesante repetición. En la parte baja de la misma tiene la cicatriz de un mordisco, uno donde se notaba la marca de los dientes y el desgarro, el paso que había dejado, recuerdo de la primera vez que empezaron con aquel nuevo juego su padre y ella.Su tono de piel es claro, bastante a decir verdad, su familia era de origen japonés puro y heredaron esa característica, al igual que el cabello negro liso y oscuro.

Su vestimenta es principalmente clásica, de tonos oscuros donde domina el negro, suele vestir con una especie de uniforme de colegio, una falda negra, camisa igual y lazo rojo, soliendo usarlo como uniforme para cuando estudiaba, acabando por remplazarlo por algo mas acorde al CCG.

Cuando sale es de pantalones estrechos, en tonos oscuros , raramente claros, camisetas básicas de mangas cortas o larga dependiendo de la temporada con escote redondo, de botones, dependiendo de su humor, aunque últimamente, le ha dado por enseñar mas escote de la cuenta.

Raramente usa vestidos o faldas cortas, ya que las considera problemáticas para la movilidad en caso de problema o emergencia, pero eso no quiere decir, que cuando llega el momento de ponerse elegante, no sepa lucir un vestido y un par de tacones. Raramente se recoge el pelo, pero cuando esta ocupada, agobiada o pensando, tiende a arreglárselo en una coleta alta o en un moño, haciéndose el recogido con lo primero que tenga a mano, que suele ser algún bolígrafo con el que estuviera escribiendo o estudiando.

DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA

Para comprender a Mika, debemos empezar explicando de forma clara y concisa, que la personalidad que estoy a punto de describiros, no es su verdadera personalidad, mas bien es todo lo contrario a lo que ella es en realidad, pero es tan parte de ella como su verdadero lado.

Mika es una persona trabajadora, bastante leal y noble, se preocupa por los demás y suele ayudarles de forma desinteresada, suele tener siempre una sonrisa para ayudar a los demás o intentar animarlos, asi como una solución a sus problemas, o al menos, un oído para poder escucharlos. Protege a la humanidad y se siente orgullosa de ello, es buena siguiendo órdenes y nada egoísta. Pese a que varias personas le han pedido salir, nunca se ha visto así misma con egocéntrica o narcisismo, si no de un modo humilde, sin aires de grandeza.

En el tema del amor aparenta ser bastante crédula, dejándose llevar por las situaciones, poniéndose nerviosa con facilidad o tensándose cuando alguien cruza las linas de su espacio vital, y personal. Ha salido con algunos hombres, pero ellos nunca han durado y siempre han acabado en buenos términos con ella, porque es simple, es fácil llevarse bien con alguien como Mika, ya que este lado, esta destinado a eso…a caer bien y a mezclarse.

Luego, damas y caballeros , esta la verdadera Mika, aquella que esta de puertas hacia dentro y que nadie pensaría que existe. Fria, calculadora y astuta, tiene una capacidad de razonamiento y de planteamiento de la situación asombrosos, al igual que una capacidad nula de sentir empatía o dolor por los demás de forma real, solo actúa según cree debería de comportarse en realidad, usando una mascara para tapar su realidad, que nada, ni nadie le importa. Es fácil verla y decir que es la ciudadana perfecta, pero nadie se imagina, que detrás de cada acción que se supone ser buena, y desinteresada, reside el propósito de esconder, un lado tan negro, que acabaría por destruirla a ella misma y a todos.

Básicamente Mika finge ser buena para poder adaptarse a un mundo al que no esta acostumbrada, ha tomado la personalidad, el estilo de vida y la forma de comportarse con la gente de la única persona que conocía y era sociable, su hermana gemela, escondiendo en cada rincón de su cuerpo , cabeza y alma, la verdadera naturaleza que poseía. En términos claros, es una persona asocial, apática y bastante siniestra, algo sádica y oscura, creada por años de soledad y falta de sociabilidad, aislamiento y constantes torturas, traiciones y puro dolor, intentando sobrevivir en un mundo, en el que si no eres socialmente aceptado, no durarías demasiado.

¿Qué si tras un año de aquella mascara algo se había pegado?, no se podría decir con certeza, las cosas le salen ya de forma natural, ayudar a una mujer que se ha caído, a una niña perdida, ¿si las hace por que las siente o por obligación?, esa es otra historia, el caso es que su organismo, su cuerpo, se ha establecido en que debe ser la gemela buena y santa que nunca ha sido, que siempre fue Kami, pero que ya nunca mas será.

Su lado oscuro y travieso solo ha salido en situaciones límite de peligro, o cuando ha vuelto a ver a su hermana, la única que conoce las dos caras de aquel Ying y Yang que representaban, pero que nadie sabía, estaba invertido.

HISTORIA

Se dice que los padres, ponen los nombres a sus hijos deseando que estos le den la fuerza o el coraje para seguir hacía delante, ese nombre, es el primer legado que ellos nos dan…Irónico, por no llamarlo ridículo, que fuera el único legado que les dejaran a ellas.
Mika; belleza e inteligencia, quien la viera no dudaría, era la viva representación de lo que su nombre exponía. Ojos penetrantes de un rojo violáceo, largo cabello negro, piel blanca como la nieve, astuta, con recursos… Una mujer imponente en un mundo lleno de desolación y sangre que parecía ser inmune a todo lo que pasaba a su alrededor, o tal vez no?

-Ellos solo ven lo que quieren ver de ti, Mika,solo yo, puedo verlo todo.

Kami: Deidad, divinidad, espíritu errante sin forma que controla el mundo y sus astros, nombre que se suele poner a las personas destinadas a algo grande y puro…Sin duda, un nombre poco apropiado para ella…si es que un monstruo como tal, aun puede ser llamado de alguna forma.

Mika y Kami fueron dos gemelas nacidas en la zona más apartada del llamado distrito seguro, si es que se le puede llamar así. Tras su nacimiento, el hospital fue atacado, los padres de ambas niñas muertos, y ellas desaparecidas a los ojos de todos. ¿La razón? la sangre egoísta que corría por sus venas, no es que fueran familia de alguien egoísta, o que las pequeñas recién nacidas lo fueran, no, si no que su tipo de sangre era asi conocido AB+ el receptor universal incapaz de dar nada. Sin duda, ninguna había nacido bajo una buena estrella cuando heredaron aquella sangre, ya que fue lo que hizo que aquel Ghoul decidiera…adoptarlas.

-Mira lo que papa me ha dado Mika, ¿no es bonito? –La pequeña de apenas cuatro años sostenía un peluche, un conejo de color negro con un brillante lazo color azul- Si, es precioso…-Respondió la otra hermana, la escena, era de todo menos típica, mas bien, rozaba lo grotesco…

Lo que podía pintarse como un juego entre dos sonrientes y alegres gemelas de ojos expresivos, no era más que la hora de descanso que le ofrecían a la mayor de ambas gemelas…ella sentia que aquello estaba mal, pero si su padre lo decía…¿cómo podía estar equivocado?.Sentada en el suelo, con un saco a modo de ropa, sus cabellos largos y descuidados tapaban su cara, su frente, sus ojos algo decaídos.Ella no jugaba a lo mismo que su hermana pequeña, ella no tenia peluches o vestidos bonitos, ella solo tenía heridas, sangre y cortes, experimentos de su padre, no entendían para que era, pero él siempre decía lo mismo…con cada corte, aprendo mas, y con ello, te acerco a tener, un día, una madre. No entendía nada de aquello, pero la idea de tener una madre le parecía bonita, su hermana le decía en sus horas libres que una madre era algo bonito, una mujer grande que te cuidaba y daba cosas bonitas…si, quizás cuando su madre llegara, ella también las tendría.

Su cumpleaños número diez fue extraño, o al menos para Mika, escuchaba gritos y sonidos de alegría , aplausos, había mas gente en aquella mansión que solo ellos tres, y eso no era muy común en aquel lugar.Se libro de una de sus ataduras, se agarro su desgarrado vestido y salió a mirar por la puerta, su padre le había prohibido salir, le decía que era por su bien, pero la curiosidad le gano aquella vez y lo que sus ojos vieron, cambiaron su mundo de mentiras y engaños.

-¡Feliz cumpleaños Kami! –Su padre, gente extraña, regalos, cosas bonitas, su hermana en el centro con una sonrisa radiante, un vestido limpio, una piel sin cortes o arañazos, mentiras, todo habían sido mentiras.Mas de una vez entre gritos de dolor le había dicho a su padre, ¿por qué yo? Y él había dicho que era lo normal, que era para hacerla mas fuerte, que a Kami la entrenaba igual, pero todo era mentira, y cuando sus ojos se cruzaron con los de su hermana, al alzar esta la vista un segundo a la puerta, ambas supieron que algo se había roto entre ellas.

Los siguientes cinco años fueron iguales, ambas iban creciendo de maneras dispares, una rodeada de lujos y placeres, viviendo una vida humana en un mundo de ensueño, mientras que la otra solo recibía dolor y sufrimiento. Su padre había empezado con un nuevo juego, no sabía que era, pero le dolía cien veces más de lo que pensaba, la mordía, le arrancaba un trozo de carne, luego la vendaba y la dejaba curarse, a los meses…repetía…una y otra vez.

En aquel tiempo la relación entre las hermanas se había vuelto inexistente, una odiaba a la otra, y viceversa. Kami odiaba a su hermana, ya que pensaba y creía que su padre solo hacía lo mejor para su gemela y ella lo despreciaba, Mika la odiaba por tener todo lo que ella nunca tendría…y por no salvarla, cuando aunque no lo gritara a voces, su mirada, lo hacía por ella. Con el tiempo , ambas se acostumbraron a aquella fría relación, Mika despreció y aparto a su hermana de su mente, y se limito a acostumbrarse al dolor, como llevaba desde los cuatro años haciendo, anulando el dolor de cada mordida, de cada corte, de cada recuperación, hasta que su mente lo hizo inexistente.

Con quince años fue el primer suceso, un día tras la recuperación de una reciente mordida la puerta se abrió, y no fueron los descuidados y pesados pasos de aquel médico que era su padre, si no unos finos y livianos, procedentes de alguien cuyo rostro era idéntico. Su hermana estaba allí, parada delante de ella, debería de haber sentido pena, alegría, algo, cualquier cosa tras meses sin verse, pero Mika ya no era capaz de sentir nada hacía ella, y Kami, lo noto.

-V-veo…que estas como siempre, deberías de intentar sonreír mas, a papa no le gusta la cara que pones cuando desprecias sus regalos.

Una mueca similar a una nefasta y destrozada sonrisa apareció en los labios de la mayor de las gemelas, no sabia de que regalo hablaba, ni quería saberlo, conociendo a aquel ser llamado padre, sería algo que no iba a gustarle.-No quiero nada de él, solo quiero que me deje…estoy cansada de todo esto, aunque claro, tu no puedes entenderlo, siempre fuiste su favorita.-Y el asco brillo en los rojizos ojos de Mika…y Kami, en silencio, se retiró. Aquella noche se doblo el castigo en ella, su padre repetía una y otra vez, que como había sido capaz de hacer llorar a su hermana, que era un ser despreciable y mezquino, una y otra vez palabras hirientes salieron de su boca, si, las palabras eran lo hiriente a aquellas alturas, ya que los golpes, ni siquiera los notaba.

El paso de los quince años a los dieciocho fue mucho más sinuoso, su padre tenía que lidiar con una gemela a la que adorar y consentir, amable y buena pero ingenua y despreocupada, y otra que comenzaba a rebelarse a su manera, y que no podía matar hasta que llegara el momento. Los años fueron complicados para los tres;Kami tenia cientos de preguntas que exponía a su padre sobre su hermana, sobre porque había cambiado, y sobre su soledad, preguntas que el doctor respondía con mentiras, diciendo que Mika había hecho cosas horribles y aquellos, no eran mas que castigos merecidos .Mika por su parte, veía los días hacerse noche mirando por las rejas de su ventana, esperando que alguna de aquellas torturas llamadas “`preparaciones” que hacía su padre, acabara de una vez por todas con su vida.

-Estas preciosa, cariño.-Y efectivamente, lo estaba, nadie en aquella sala podía negar an jóvenes que causaban una sonrisa a su paso,Mika, era diferente.-No te alejes demasiado de mi, Mika- Había sido extraño, pero su padre había entrado a la habitación de ella, le había dicho se bañara, le había dado un hermoso vestido negro y le había pedido que bajara junto a su hermana a ver a los demás…era su cumpleaños dieciocho, y durante un instante, pensó que estaba recibiendo lo que merecía.

-Damas,caballeros…familia en general, todos los aquí invitados habéis estado conmigo durante mas de veinte años esperando ese momento, el momento en que mi querida Alice regresara conmigo.- Aplausos estallaron tras el discurso del médico, y Mika abrió los ojos atónita, su madre, la madre que siempre había esperado, aparecería , era el momento por el que ambas habían estado esperando.-Kami querida acércate, tu también Mika…-Con su mano derecha, el doctor tomo la mano de Kami y con la izquierda la de Mika, antes de comenzar a decir, aquello que cambiaria todo, para siempre, sin dar espacio a la vuelta atrás- A mi derecha, Kami…la que será el recipiente de mi Alice, la he educado, criado y cuidado, para que fuera como ella, igual de noble, de buena…Tranquila preciosa, cuando te corte y te opere, serás igual que yo, y te volverás mi Alice…y me amaras igual que yo te amo,la misma sangre que Alice, el mismo pelo que Alice…Si, igual que ella–Y todo encajo en su cabeza. Mika siempre había sabido que su padre y sus amigos no eran como ellas, no comían comida normal, no sangraban ni se cortaban, aquella extraña garra que él usaba tras morderla…Eran monstruos, monstruos como los que Kami, alguna vez, cuando eran niñas le había contado que vivian en las calles, cuando en realidad, estaban viviendo con ellas.

-Mika de lo contrario, será la suplente en caso de que la operación falle, de pasar algo la usaremos a ella para que Kami sobreviva…todo debe salir perfecto…todo debe ser perfecto…pero tranquila Mika, lo primero que haremos ambos, en cuanto mama despierte –Un escalofrío recorrió el cuerpo de la joven, y retrocedió por instinto, miedo, pánico al ver aquellos orbes como la sangre y la noche brillar amenazantes.- Sera darte unos buenos mordiscos…

El caos estallo en un instante, Kami empezó a gritar sin comprender nada de aquello, diciéndole a su padre que ella no quería convertirse en eso, que por que había sido así, que no era mas que un monstruo, mientras que Mika buscaba la forma de salir corriendo de allí, pero sin ningún éxito.

La noche antes de la operación, Kami se dio cuenta de la clase de monstruos en la que se había convertido Mika…y ella no lo negó.
-Y…¿y si te cambias por mi? Una vez este en la camilla sedada nadie se dará cuenta, solo nos diferenciamos un poco en los ojos…Mika-nee…no quiero volverme un monstruo.

Debía haber sentido pena, tristeza, dolor, o algo, haber mirado a su hermana pequeña, porque pese a todo seguía siendo su hermana, abrazarla, consolarla, o incluso entregarse por ella, había deseado la aprobación de su padre durante años y en el peor de los casos, la muerte no sonaba tan mal…pero, no…pero…aquellas palabras se juntaron en su mente, y explotaron en su boca.
-No seas egoísta, yo ya he sufrido…ahora te toca a ti…

Kami vio con terror la expresión de su hermana, era la primera vez que veía aquello en su rostro, una ancha completa y plena sonrisa…que la sentenciaba a un destino incierto del que no sabría si sobreviviría.

Al cabo de unas semanas, Kami volvió a la mansión tras la operación y la recuperación, con unos ojos inquietantes y una expresión que Mika supo identificar…ya que se la había visto a ella misma varias veces en el espejo.- No saludas a tu madre,¿Mika? –Las palabras del medico sonaron repugnantes en sus oídos, y no pudo evitar fruncir el ceño y aguantar la rabia apretando los puños.-Ella no es mi madre, ni mi hermana, ahora ella es un monstruo…como tú.

Después de su desafío, todo paso muy rápido aquella extraña cosa que salía de la espalda de su padre similar a una guadaña la puso contra la pared, y aguanto un chillido a duras penas cuando él agarro de sorpresa su muñeca, apretándola entre sus dedos.- Como te atreves…-Había desafío en la mirada de ella, el poco que le quedaba, las pocas ganas de seguir viviendo y de luchar, y siguió habiendo esas ganas, cuando su hermana atravesó con unas cuchillas extrañas el pecho de su padre,partiéndolo por la mitad, y luego, otra vez en diagonal, sabía que aquello había sido igual de inesperado para los dos.- Kami…-Mika miro a su gemela a los ojos y vio el monstruo que su padre había hecho de ella, aquellas orbes de color escarlata con la cuenca tan negra como la noche, su impulso fua agarrar aquella extraña guadaña que había sido de su padre, que descansaba a su lado, pensando idiota podría hacer algo mas que temblar.- Mika…todo esto es tu culpa…¿no lo vees? Dijiste que era un monstruo pero piénsalo…recuerda la noche antes de que me volviera esto, ¿quién fue el verdadero monstruo de las dos?

Congelada, pálida como si la muerte ya hubiera acudido a ella y su corazón no latiera frenético y alterado en su pecho, supo que ella tenía razón, pese a lo que era su hermana, pese a la sed de carne humana que ella acabaría desarrollando, Mika, era el verdadero monstruo de las dos. Kami desapareció de allí, agarrando unas cuantas pertenencias antes de que aquellos hombres llegaran y se llevaran a Mika, mirándola entre consternados y sorprendidos, viendo a una muchacha de dieciocho años agarrada a los restos de un rinkaku alargado con forma de oz al final, la mirada perdida y el alma, y el corazón destrozados.

Un año después de aquel incidente y con diecinueve años ya, Mika comenzó a estudiar para volverse parte de lo que habían sido sus salvadores, el CCG, se habían vuelto su familia, su entorno y su forma de crecer, pero ella se había vuelto algo realmente horrible…se había vuelto Kami. La verdadera Mika era alguien criada en un ambiente tan hostil y dañino que no sabía mas que de odio y de supervivencia, y no sería aceptada asi en aquel lugar, por eso tomo prestado todo de Kami, su personalidad calmada, noble, amable, sus aires de tranquilidad…mientras que Kami, había optado por la locura, la sangre y la destrucción como hibrido, se había vuelto destructiva y caótica, justo como Mika lo había sido una vez, no sentía nada, ni quería sentirlo, solo buscaba una forma de hacer callar aquel dolor, y a diferencia de su hermana, ella sabía como encontrarlo.

Mika se había vuelto Kami, y Kami se había vuelto Mika, y así la línea entre el bien y el mal, se había borrado entre ellas.

-Ellos solo ven lo que quieren ver…no ven el pasado, no ven la oscuridad, no ven el trasfondo, solo ven la capa exterior que tan pulcra y finamente has puesto, ellos solo ven a Kami, no a Mika, sin saber, que ella, es el verdadero monstruo…y no yo…Tu eres la gemela malvada Mika, felicidades…eres peor que un Ghoul .

Y ese fue el ultimo encuentro que ambas tuvieron, ella como estudiante postulándose para agente, Kami como un Ghoul de los mas buscados del distrito 20, ambas opuestas, pero a la vez, bastante iguales.Ambas escondían un secreto oscuro, que deseaban olvidar, pero que no podían, un ghoul y un CCG con la misma cara,el mismo cuerpo, pero diferente alma…sin imaginarse, que no era el monstruo que todos esperaban, el que escondía el lado mas terrible.

EXTRAS Y CURIOSIDADES

Recientemente, ha comenzado a fumar.



Última edición por Mika Senkoku el Sáb Jun 25, 2016 1:37 am, editado 1 vez
Mika SenkokuInvestigador nivel 2
avatar
Mensajes : 3
Puntos de Compra : 31
Fecha de inscripción : 25/06/2016



Hoja de personaje
Experiencia acumulada:
0/20000  (0/20000)Ver perfil de usuario
Investigador nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Re: Mika Senkoku (ID)

Mensaje por Neus Vandervall el Sáb Jun 25, 2016 1:28 am


Por el sistema de traslado de personajes, comenzarás en nivel 5: Investigadora de nivel 2.




El rincón de los memes de Kerber y Neus por: Kaion -Hal:


Neus~:





Neus VandervallGhoul Clase S
avatar
Mensajes : 16
Puntos de Compra : 192
Fecha de inscripción : 23/06/2016



Hoja de personaje
Experiencia acumulada:
18000/50000  (18000/50000)Ver perfil de usuario
Ghoul Clase S

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.